viernes, 27 de abril de 2007

Cuatro escritores cubanos en "Bogotá 39"

A raíz de la designación de Bogotá como Capital Mundial del Libro y del aniversario 39 del Hay Festival en esa ciudad, se lanzó hace algunos meses la convocatoria del evento "Bogotá 39", que, intentando recuperar un poco el espíritu generacional que caracterizó al Boom en los sesenta y los setenta, reunirá en agosto a los 39 mejores escritores de América Latina menores de 39 años. En la lista de los seleccionados por un jurado compuesto por tres reconocidos novelistas colombianos, hecha pública ayer en el marco de la Feria del Libro de Bogotá, hay cuatro escritores cubanos: Ena Lucía Portela, Karla Suárez, Wendy Guerra y Ronaldo Menéndez.

Después de Colombia, Cuba es, junto a Brasil y México, el país que más autores aporta a este curioso canon sub 39, lo cual podría verse como un índice de la salud de la literatura cubana contemporánea. O, por lo menos, de cómo nuestros compatriotas han sido capaces de insertarse en el competitivo mercado literario de España, pues aunque la selección se hizo en América Latina, las nominaciones provinieron mayormente de aquellas editoriales españolas que legitiman y otorgan visibilidad más allá de sus países de origen a los nuevos narradores del continente. La distinción recibida por estos cuatro escritores suscita además la pregunta de si no hay otros narradores y, sobre todo, poetas cubanos menores de 40 años que merecerían haber sido seleccionados. Dado mi precario conocimiento del tema, no soy el más indicado para responder a esta cuestión, pero sí opino que entre los que representarán a Cuba en "Bogotá 39" hay por lo menos uno, Ena Lucía Portela, que sí tiene una incuestionable proyección internacional.

Con sólo 34 años y cinco libros publicados, Portela es, acaso, la escritora más reconocida de su generación. Licenciada en Letras Clásicas por la Universidad de La Habana con una tesis sobre Aristófanes, Ena Lucía fue incluida en la antología de Salvador Redonet Los últimos serán los primeros y unos años después, en 1997, ganó con su primera novela, El pájaro: pincel y tinta china (Unión, 1998), el premio “Cirilo Villaverde” de la UNEAC. Luego, la obtención del Premio de Cuento Juan Rulfo de Radio Francia Internacional en 1999 con “El viejo, el asesino y yo”, marcó el comienzo de una carrera muy exitosa fuera de Cuba que ha tenido su mayor hito en la novela Cien botellas en una pared, merecedora del premio Grinzane Cavour-Deux Océans, concedido cada dos años por la crítica francesa al mejor libro latinoamericano publicado en Francia. No deja de ser llamativo que esta obra, publicada en España por la editorial Debate y traducida después a siete idiomas, no obtuviera el Premio de la Crítica en Cuba cuando fue editada por Unión en 2003.

21 comentarios:

Kubalgie dijo...

Duanel,
confieso que de los "novísimos" apenas he leído algo. Tendré que ponerme al día, aunque confieso que me da un poco de pereza y que tengo muchos prejuicios.

A Ena y a Ronaldo los conocí en Cuba y en aquella época comenzaban a "producir".

Saludos
K.

Duanel Díaz Infante dijo...

Pues yo tampoco es que conozca mucho de ellos, la verdad. Pero, por lo que he visto, Ena Lucía me parece la más talentosa. Y lo de Cien botellas en una pared ha sido mucho: se ha publicado en países como Polonia y Turquía.

Anónimo dijo...

Pero eso no debe sorprenderte: "Cemento" de Fiodor Vasilievich Gladkov fue publicada en más de 40 países casi de inmediato (y tengo la edición española de Cenit, con prólogo de Álvarez del Vayo, y traducción de Viana, publicada nada menos que en el Madrid de 1928, en plena dictadura de Rivera). ¿Y te pareció buena? No olvides que la etiqueta "Cuba revolucionaria" le sigue pareciendo comercial a los editores para luego sorprenderse de que pierden dinero (Pero eso es algo menor pues siempre quedan las subvenciones estatales, o mejor, las de las comunidades y ayuntamientos desfavorecidos). El izquierdismo es parte integral de la industria, que no te quepa la menor duda, sino pregúntale a Lichi, Prieto, Gutiérrez, et al. Es imposible, no te puedo abandonar, funcionas bien como despertador.

Duanel Díaz Infante dijo...

Hombre, claro que el hecho de que se publique en muchos países no es de suyo una garantía de calidad. Zoé Valdés quizás ha sido traducida a más idiomas y escribe con los dedos de los pies. Pero fíjate que muchas otras novelas cubanas (que también provienen de "Cuba revolucionaria"), no han conseguido el éxito, también de crítica, de Cien botellas en una pared. Bueno, izquierdismo Lichi quizás, pero ¿Prieto y Pedro Juan?

Anónimo dijo...

Sólo he leído un par de artículos del primero (con Ernesto, que pretende destrozarnos la paciencia), y una novela y algún artículo del segundo, y ya me agoté, es poco pero suficiente por la naturaleza de sus textos para responder de quién están más cerca, de Burke o de quien ya tú sabes (y olvídate de Aristóteles, pues en este plano no hay centro). Como primera pregunta es válida y puede ser una prueba rápida y sorpresiva para todos los escritores de antes de y después de. Tal vez encuentres en el camino la esencia del pensamiento de la isla, si es que existe, pues creo que todos son culpables de categoría II y III, cuando comience el proceso de purificación. Pero, estamos de acuerdo en cuanto a las editoriales, sobre todo en relación a Zoe, aunque me parece correcto que recupere a Batista. Lo único que te indico es que los críticos a la derecha no escriben. A fin de cuentas escribían maravillas del tren blindado. Finalmente he conseguido tu artículo sobre PM, y ya te escribiré una buena parrafada, que bien la necesitas.

Duanel Díaz Infante dijo...

Bueno, entre la derecha extrema (Burke) y la extrema izquierda (Marx), sí que hay un centro: el liberalismo. Pero eso era en el siglo XIX; ahora todo ha cambiado y la derecha se declara liberal, sobre todo en lo económico. En fin... Espero tu parrafada sobre PM.

Anónimo dijo...

Ya cambié de opinión sobre Portela después que leer su nota sobre Arenas como "Uno que no se doblegó, en el mismo ámbito donde muchos otros, todavía hoy, se arrastran". No sé si esa frase es suficiente para clasificarla como categoría V, pero sí me empieza a parecer una buena escritora.

Duanel Díaz Infante dijo...

¿Ves? Ena Lucía es muy buena escribiendo reseñas y ensayos. Es una lástima que no se dedique más a esto.

Anónimo dijo...

Sé que Ena Lucía es una de las escritoras más talentosas que tenemos en la actualidad, sin duda alguna. Su "El viejo, el asesino y yo" es uno de esos pocos cuentos irrepetibles que tienen los grandes autores; pero sinceramente considero que "Cien botellas en una pared" no es la gran novela de Portela; incluso me atrevería a afirmar que es una novela bastante, llamémosla así, "light". No creo que estaba para Premio de la Crítica, con lo cual no digo que muchas obras "agraciadas" con este galardón lo merezcan; aunque sí las dos novelas anteriores son, a mi juicio, mejores.
En cuanto a la selección de los best escritores menores de 30 años, ¿realmente Wendy Guerra merece estar ahí? Lo pregunto porque ciertemente no he leído nada de ella. Podría pensarse también en Anna Lidia Vega Serova, que por cierto, tampoco ha ganado Premio de la Crítica.

Duanel Díaz Infante dijo...

Bueno, Dos botellas en una pared se quedó en "semifinales" ese año, y si pensamos en los otros libros que entonces ganaron el Premio de la Crítica, donde hay, por cierto, uno mío... Tampoco he leído a Wendy Guerra, pero sí a Anna Lidia Vega, que me parece muy buena, aunque quizás tenga más de 39 años.

Anónimo dijo...

El libro tuyo es muy bueno, Duanel, no dudo de que se merecía el Premio de la Crítica, sobre todo por el procesamiento orgánico de toda la información que consultaste, y también por la reconstrucción del ambiente intelectual de la época y la participación de Mañach en ella. Tienes un admirable dominio de la lógica formal. Aunque según mi humilde opinión creo que al libro le faltó la voz autoral, al menos de manera más definida y explícita; lo cual no quita su mérito, por supuesto.
No, Anna Lidia nació en el 68, a lo sumo tendrá 39 años.
Saludos.

Duanel Díaz Infante dijo...

Oye, gracias, a mí ese libro cada vez me gusta menos. no le veo más que defectos, ese que señalas entre otros, pero bueno... Pues sí, Anna Lidia por edad pudo haber estado, pero yo creo que ella no está publicada en España, como están los cuatro seleccionados. Si un narrador no está publicado en España, no existe más allá de la Isla: así es la cosa.

Anónimo dijo...

Nada, es normal que uno siempre le halle defectos a lo que ha escrito, sobre todo cuando pase el tiempo y lo analiza "en frío". Por cierto, supe que publicaste un libro por allá sobre el origenismo, ¿se puede acceder a él en la web?.
Pues para que veas, "Noche de ronda", la novela de Anna, fue publicada por primera vez en una editorial en Canarias; incluso, fue finalista en el Premio Casa de narrativa experimental. Pero en fin...
¿Tienes msn?

Duanel Díaz Infante dijo...

Sí, Límites del origenismo. No está en la web, pero pronto JAAD va a sacar en su blog-revista Fogonero emergente el capítulo introductorio, que es bastante largo. No, mesenger no tengo, lo que tengo es correo: duaneldiaz@yahoo.es

Anónimo dijo...

Bien, me comunico por el correo.

Ángela Castro dijo...

Bien, espero la recomendación de los autores cubanos. Gracias

Marta Farreras dijo...

es una crítica del libro, que se enmarca dentro de la nueva novela contemporanea cubana , su título es ¿ "En que estaran pensando los escalares "?
del autor cubano Juan Carlos Romero Mestre médico de profesión .
Leí que contribuye a la difusión de libros sobre temas cubanos para así reflexionar sobre la actual situación de cuba y tambien su futuro.
Le quedo agradecida de antemano por su amabilidad en leer dicha crítica , pudiendo insertarla en su blog
en barcelona el libro se encuentra en la libreria bernat
calle buenos aires 6 barcelona
atentamente
marta farreras



Juan Carlos Romero Mestre

libro criticado por Teresa Dovalpage

¿En qué estarán pensando los escalares? El título enigmático sorprende y engolosina la imaginación. ¿Qué tendrán que ver peces con pensamiento, a ver? La primera novela de Juan Carlos Romero Mestre responde esta pregunta de ribetes metafóricos. Y la responde bien.
Publicada por Visión Net en España, la obra es un complejo tinglado de voces cubanas que no siempre se hacen oír en la literatura isleña. ¿ En qué estarán pensando....? no ofrece el ya manido escenario de los solares, las jineteras y la cumbancha habaneviejera. Uno de los aciertos de Romero es reflejar un mundo del que se sabe poco-el de los hijos privilegiados del socialismo caribeño.
Los personajes principales son becarios de la Escuela Vocacional Vladimir I. Lenin, la mayoría hijos de dirigentes y acomodados, como se puede ser acomodado en la Cuba de los 80 y los 90. Disfrutan de "casas de descanso" espléndidamente amuebladas para su uso particular, tienen criados, carros, jamón de importación... Digamos que una de las protagonistas es Paris Hilton en versión caribeña. Claro que las flamantes socialites cubanas no se mueven en Bentleys sino en gruñidores, renqueantes Ladas y no compran en Sacks sino en las "diplotiendas" insulares, pero como todo es relativo en esta viña del Señor... En tierra de camellos cualquier cacharro es rey
Por otro lado se mueve el negro José, guardián de la casa de descanso, buena gente, santero y babalao. Su mundo de dioses juerguistas y burlones se enlaza con el de los becarios, a quienes protege, aconseja y cuyo futuro predice por la magia de las orishas. Hay también un espía y un millonario americano, y una muchachuela intrigante y un arquitecto enamorado de Gaudí...

Amores de estudiante, el cambalacheo de un cuadro de Fidelio Ponce, una pizca de tensión policíaca y una mirada futurista al destino de la isla completan esta obra, de indudable interés para los que quieran hurgar en el vientre de la Cuba contemporánea.
Teresa Dovalpage
(La Habana, 1966)
Novelista e investigadora cubana. Terminó una licenciatura en lengua y literatura inglesas y una maestría en literatura española en la Universidad de La Habana. Desde 1996 reside en Estados Unidos. Actualmente vive en Albuquerque y estudia el doctorado en literatura latinoamericana en la Universidad de Nuevo México. Entre sus novelas publicadas se encuentran: A Girl like Che Guevara (en inglés, abril de 2004, Soho Press) y Posesas de La Habana (en español, PurePlay Press, agosto de 2004 finalista premio Herralde año 2006 con la novela La muerte de un murciano en la habana

maite hernando dijo...

Muy buena la novela titulada "En qué estarán pensando los escalares", peces que viven en peceras muy bien cuidados pero que quieren vivir libertad. Metáfora del libro, de un libro que explica una realidad cubana que conocía.

Anónimo dijo...

El libro ¿ En que estarán pensando los escalres ? de Juan Carlos Romero Mestre se encuentra en ediciones universal Miami
ediciones@ediciones.com

puigvert dijo...

Esta novela ¿ En que estaran pensando los escalares ? de juan carlos romero mestre es lo que se puede llamar la nueva literatura cubana , poco se conoce de los escritores cubanos y este es un libro donde plantea una realidad poco conocida

lina dijo...

Gracias a los comentarios de este libro me anime a comprarlo y dejo constancia de que me ha gustado , se lee muy bien a la vez que quieres ver esta ficcion hasta donde llega.